hidromiel odin

El espíritu del hidromiel odin

El hidromiel odin es una bebida artesanal muy antigua, muy posiblemente la primera bebida alcohólica que tomó el ser humano ya que la miel es una de las pocas materias primas que los clanes primitivos tenían para elaborar bebidas alcohólicas.

Su elaboración básica solo tiene tres ingredientes: agua, miel y un tercer elemento que contiene la magia que lo hará fermentar.

Nuestro Hidromiel es totalmente artesanal dejando aparte los procesos industrializados, utilizamos materia prima 100% nacional y de proximidad, apoyamos el comercio regional y al pequeño apicultor.

El hidromiel Odín es de las bebidas alcohólicas con mayor diversidad de sabores, se puede elaborar con cualquier tipo de fruta, cereales, hierbas o especias.

COCCIÓN

Hervimos agua en una gran marmita a la que le vamos a añadir los ingredientes de primera calidad. Las mismas disponen de motores que se encargan de mezclar la miel y el agua. Una vez la mezcla está hecha se le denomina como mosto.En este punto es necesario enfriar la mezcla ya acabada para que pueda empezar la fase de fermentación. Para ello se utiliza un intercambiador térmico de placas que se encarga de transmitir la temperatura del mosto caliente a agua que circula por un circuito pegado al circuito de mosto. Es importante hacer este proceso rápidamente para conseguir que los sabores y aromas propios de la miel se mantengan lo máximo posible.

Un dato curioso es que tradicionalmente las marmitas para hacer cocciones eran de cobre, pero con el tiempo se ha derivado hacia marmitas de acero inoxidable por motivos de salubridad.

FERMENTACIÓN

Con el mosto frío se pasa a un depósito para que inicie la fermentación y para ello se le añade la selección de una buena cepa de levadura, fundamental a la hora de desarrollar el producto.El hidromiel tardará entre 9 y 21 días en estar elaborada y lista para embotellar en función de la receta que se esté preparando.

Tradicionalmente se entraba en las bodegas con una cerilla encendida que se apagaría sola en caso de la presencia de CO2 ya que supone la ausencia de oxigeno y la combustión es imposible.

EMBOTELLADO

Antes de embotellar añadiremos miel al depósito para que cuando el liquido de la botella vuelva a estar a temperatura ambiente inicie una segunda fermentación dentro del envase que producirá el gas y la espuma.

Finalmente la fase de embotellado es necesario enfriar el depósito a temperaturas cercanas a 0º para que la levadura no se estrese al pasar el líquido a la botella.

En esta fase es importante que la temperatura ambiente sea la necesaria para que la levadura fermente bien por segunda vez.  Una vez ha ganado el gas se procede al etiquetado del producto y se almacena a la espera de ser distribuido.

Y que mejor que practicar el tiro de hacha en Barcelona y celebrar la victoria con una hidromiel Odin bien fría! skä!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CatalanEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Abrir chat