hachas vikingas

Hachas vikingas: El arma predilecta de los guerreros vikingos

Las hachas vikingas eran las armas más características de la cultura vikinga.

Podemos clasificarlas en diferentes tipos en función de su diseño y forma de utilización. Los materiales más utilizados eran la madera y el hierro. La pieza de hierro que formaba el arma, incluía un anclaje circular en forma de aro para introducir y afianzar el mango.

Clasificación de las hachas vikingas

En la época histórica en la que situamos a la cultura vikinga el material más utilizado para la fabricación de herramientas era la madera. Esta herramienta era utilizada para realizar un sinfín de trabajos de construcción, barcos, casas, carromatos… para posteriormente extenderse su uso al campo de batalla.

Debido al coste de mantenimiento y el díficil transporte de la caballería, los guerreros vikingos se defendían en batalla desde tierra o mar, en peleas cuerpo a cuerpo. Además frecuentemente atacaban otros barcos realizando abordajes, lo que ayuda a entender el elevado número de hachas encontradas en las excavaciones arqueológicas.

Además fabricar hachas resultaba mucho más rentable que forjar espadas. Los guerreros con menos recursos económicos llegaban a batallar con cualquier herramienta o útiles de labriego.

Hacha de mano

Los guerreros vikingos se protegían con sus característicos escudos circulares por lo que junto con un hacha de mano era más factible partir escudos o noquear a sus oponentes de un solo golpe.

La más conocida es el hacha normanda que incorpora un mango de madera de aprox. 1 metro de largo y una especie de diente saliente en la hoja.

La skeggöx o «hacha barbuda» cuenta también con ese gancho característico en el extremo de la hoja. Se menciona frecuentemente en las leyendas vikingas y se ha encontrado en numerosos hallazgos arqueológicos.

Hacha danesa o de dos manos

Gracias a su empuje demoledor en el ataque, el hacha danesa o a 2 manos era muy utilizada en la batalla. Los guerreros que optaban por el uso de esta arma iban acompañados de un/una escudero, ya que se encontraban más expuestos frente a sus enemigos.

Su origen está en la tala de árboles. Es un hacha grande pero delgada para no comprometer su peso. Su longitud podía alcanzar los 180 cm). Resultaba un arma devastadora si el enemigo no disponía de cuerpo de caballería o arqueros. Provocaba terror durante la batalla.

Hachas vikingas arrojadizas

Las hachas arrojadizas eran muy ligeras y no muy utilizadas debido a que las flechas eran mucho más económicas y efectivas.

El hacha era para los vikingos desde un arma muy eficaz además de resultar muy útil como herramienta para cortar madera o realizar algunas tareas diarias.

Uno de los juegos tradicionales vikingos era el actualmente conocido como Axe Throwing o tiro de hacha! recuerda que puedes venir a The Axe Club a vivir tu experiencia vikinga! Reserva aquí!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CatalanChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianJapanesePortugueseRussianSpanish
Abrir chat